Hache se atreve a criticar

martes, septiembre 27, 2005
Being Julia
Siempre he considerado que una de las peores experiencias que uno puede tener como cinéfilo, es generar mucha expectativa de una película y salir defraudado de ella, sin embargo, uno de las mejores experiencias es esperar muy poco de una producción que al verla resulta siendo mucho mejor de lo que se tenía en mente, tal como me sucedió con Being Julia.

Debo empezar aclarando que la película no es en absoluto una obra maestra, que está sumamente lejos de serlo, mas no por eso se debe pensar que es una producción regular, al contrario, es muy buena, simplemente, a mi parecer, la obra muestra claras intenciones de no buscar ser “genial”, pone muy en claro que es una historia simple, con una narración simple, sobre una personaje bellamente elaborado.

A Colombia llegó bajo el nombre terrible e incluso ridículo de “Julia: Una mujer seductora”, (sigo cuestionándome sobre por qué diablos en este país, (quizás en Latinoamérica en general) suelen cambiarle los nombres a las películas por unos títulos absurdos como este) pero la traducción precisa del nombre sería “Siendo Julia”, mucho más pertinente y preciso, ya que la película es básicamente eso: Nos narra, explica e incluso nos hace sentir como es SER JULIA.

Todo, absolutamente todo en la producción gira en función de este personaje y se sobreentiende que esa, precisamente, ha sido la intención de su director István Szabó y del guionista Ronald Harwood, a quien se le reconoce principalmente por crear el guión de la película ganadora de varios Oscar “El pianista”.

Julia encarna el sueño de toda persona, no solo de mujeres, sino de todo aquel que alguna vez haya deseado realizar la más elaborada venganza contra aquellos que alguna vez la causaron algún daño.

Ahora bien, cabe aclarar que eso no pone a este personaje en la cima de lo angelical y la beatitud, al contrario, uno de los mayores apelativos de Julia es que es tan perversa como aquellos contra quienes elabora su plan, incluso, muestra ser mucho peor y no por eso termina perdiendo, cual villano típico de historia cliché que debe pagar por cada uno de sus actos malvados. En esta película todos son malos, o mejor aún, todos son simplemente personas maliciosas tratando de sacarle la ventaja a la vida, compitiendo entre ellos, para ver quien termina con la fama y la fortuna.

Y es eso; una película que levanta el ánimo, que te hace pensar “Que chimba hacer algo así” y que te hace sentir que es posible hacerlo, aunque en el fondo sabemos no tener las agallas para ello.

Pero, sobre todas las cosas de esta producción, se hace obligatorio resaltar lo que a mi parecer ha sido una de las actuaciones verdaderamente magistrales del año, incluso, quizás una de las mejor logradas de esta década que aún no concluye; con este personaje Annette Benning ha confirmado ser una de las mas grandes actrices de esta generación.

Quizás es una desgracia que su papel e interpretación logra opacar a los demás que no son para nada malos, en especial a Jeremy Irons que pese a su maestría en la actuación, queda relegado a un segundo e incluso un tercer plano, pero, como ya afirmé antes, la obra en su totalidad gira en función de la protagonista, todo lo que en la película se encuentra, todo lo que rodea a esta mujer, existe para reforzar la casi perfecta elaboración de una personaje complejo y por eso creíble, de una dama de carácter inigualable, talento inimaginable y de una risa sumamente contagiosa. Un personaje cuya interpretación no podría ser llevada a cabo por otra persona que no fuera Annette Benning, a quien no le dieron el Oscar simplemente por que a una actuación tan memorable, no se le debe otorgar una estatuilla tan cargada de intereses y falacias, no señores, se merece mucho más y quizás con el tiempo lo veamos… eso espero.
posted by Hache @ 1:23 a. m.   8 comments

jueves, septiembre 08, 2005
Zatoichi
Para sorpresa de algunos, desde 1962 se vienen realizando distintas versiones (para cine y televisión) de la historia de este personaje legendario de la cultura japonesa, incluso en estado unidos realizaron una versión (muy a su estilo), con un Rutger Hauer desgastado, llamada “Justicia ciega”. En esta ocasión el aclamado director Takeshi Kitano nos trae su visión de esta historia que se mezcla entre el melodrama, el humor y la acción desacerbada.

La película nos narra la historia de un samurai ciego que llega a un pueblo que se encuentra bajo el dominio de una banda de villanos comandada por el malvado Ginzo, que a cambio de no causarles daños a los habitantes del lugar, exige que se le pague una cuota diaria, cual malvado sheriff de Nottingham en Robin Hood.. Estando ahí conoce a Shinkichi, un adicto a los juegos de azar y a las hermanas Okinu y Osei, dos geishas en busca de los asesinos de sus padres, quienes, sin saberlo, han encontrado su paradero. Para fortuna de ellas, y del resto del pueblo, la llegada de Zatoichi significa el final del reino de terror de Ginzo y su banda de villanos.

Es la onceava película de Kitano, quien desde hace mucho es considerado uno de los mejores directores contemporáneos y ha sido comparado con maestros tales como Akira Kurosawa. En esta nueva versión del samurai ciego, Kitano nos presenta una nueva faceta de si mismo.

Si bien, la película en una primera instancia parece pertenecer al género de acción, no tarda en presentarnos su aspecto humorístico brillantemente representado en el personaje de Shinkichi (Interpretado maravillosamente por el actor Guadalcanal Taka), pero del mismo modo, rápidamente pasa a un tratamiento dramático en cuanto entran a la historia las hermanas Osei y Okinu (Daigoro Tachibana y Yuko Daike respectivamente)

Aunque la producción en su totalidad es en si una obra maestra, me resulta necesario resaltar algunos aspectos muy puntuales de la misma, como lo son el manejo de las subtramas y el elemento musical de la obra.

En cuanto al primer aspecto, es muy palpable y evidente la trágica historia de las hermanas Geishas, en especial la de Osei quien se convierte, por fuerza mayor, en travesti (cabe aclarar que con esto no estoy diciendo que el travestismo sea una tragedia). Son dos personajes maravillosos y sumamente bien elaborados, (incluso me atrevería a decir que son mejor elaborados que el personaje protagónico) y es justamente en el baile de Osei en donde Takeshi Kitano desarrolla el fragmento mas hermoso de la película, al superponer muy fluidamente las imágenes de Osei ya adulto, con las del mismo personaje cuando niño.

Pero no es esta la única subtrama a destacar, también se encuentra la del guardaespaldas de Ginzo y su esposa afligida por una enfermedad no determinada. Aquí vemos a un hombre que, a falta de dinero para cuidar de su esposa, se ve obligado a ofrecerse como el protector de Ginzo y de su clan. Hattori (Tadanobu Asano), quien al parecer se había retirado de su labor como asesino a sueldo, no encuentra otra salida que volver a matar a gente inocente. Este es un personaje de gran profundidad, en donde, pese a su decisión, mantiene su honor intacto, no por ser un guardaespaldas es un mal hombre, es simplemente una gran persona, un gran samurai en una situación desesperada.

En este aspecto presenciamos el mayor romanticismo oriental de la historia, no solo con este personaje, sino también (quizás en especial) con el de su esposa, quien decide dejar de vivir antes que vivir sin el amor de su esposo.

Por último, es innegable el acierto tan grande de Takeshi Kitano al incluir en su historia un aspecto musical. Es sumamente divertido, mejor aún, sumamente emocionante. En el realiza una especie de mezcla entre la tradición japonesa y su cultura ancestral, con el baile moderno, siendo específico, con el “claqué” o mejor conocido como “Tap Dance”. Kitano toma un riesgo de caer en una especie de parche sin sentido, pero afortunadamente, como es de esperarse, logra salir avante y con la cabeza bien en alto, al fin y al cabo, “quien no arriesga en grande, no gana en grande”, y con esta producción Takeshi Kitano a demostrado una vez más, (cómo si fuese necesario) que su talento, su ingenio y versatilidad, son únicos e inigualables, ha demostrado ser verdaderamente grande.
posted by Hache @ 12:07 p. m.   5 comments

Hache se atreve a criticar is powered by Blogspot, isnaini and Gecko & Fly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission. Learn all about Blogging for Money at Gecko&Fly

 
 

Web This Blog
About Me


Name: Hache
Home: Colombia
About Me:
Todo Conpletito

Previous Post
Archives
Links
  • Photobucket - Video and Image Hosting
  • Affiliates

    make money online blogger templates